• J.Jairo Zepeda Yépez

Beneficios del mindfulness en el trabajo



Uno de los beneficios que tiene esta práctica es que mejora la comunicación, las relaciones con los compañeros, la creatividad y la productividad.


Practicar el mindfulness aporta a las personas de un bienestar haciendo que sean más productivos en sus vidas y teniendo mayor adaptabilidad en su entorno, la forma en que ayuda esta técnica es mediante la atención plena lo que se traduce en poner atención en el presente, dejando de lado el pasado y el futuro y centrarse en lo que esta pasando en este momento.


¿Cuáles son las ventajas de esto en el trabajo?

Mejora el liderazgo ayudando a tener consciencia de lo que pasa en su entorno así como de las emociones que tienen, teniendo como resultado mejor empatía con el personal.


Bienestar de los empleados: teniendo un efecto directo en el resultado de la empresa, aumentando la satisfacción personal y de la empresa.


Reduce estrés: en muchos casos es producto de lo que va a pasar o de lo que ya pasó, al poner la atención en el presente el estrés reduce permitiendo un mejor resultado.

Incrementa la inteligencia emocional: al tener control de las propias emociones uno puede modificarlas y actuar de una forma que ayude a ser más productivo a la persona y a las personas que lo rodean


Incremento de la concentración: el simple hecho de dejar de pensar en el pasado o en un futuro hace que se viva el aquí y ahora.

Al callar los pensamientos negativos que pasan constantemente haciendo notar aquellos puntos que no son favorables, llenando de miedo, frustración, ansiedad, etc. haciendo una pausa para tranquilizarlo y callarlo uno como persona puede tranquilizarse y mejorar en aquellos puntos.


Uno de los beneficios que tiene esta práctica es que mejora la comunicación, las relaciones con los compañeros, la creatividad y la productividad.


Una forma sencilla de cómo centrar tu pensamiento rápidamente en el presente y callar al loco, es fijándote en la respiración que tienes, haciéndola cada vez más lenta y prolongada, llenando tus pulmones de aire y sacándolo lentamente.


¿Qué te parece si lo practicas en esos puntos del día donde estás más acelerado o estresado? Comparte tu experiencia.