top of page

BENEFICIOS DEL BICARBONATO


Grandes beneficios encontrarás en algo tan básico, sencillo y barato que siempre tenemos en casa…El Bicarbonato.


El bicarbonato de sodio es un compuesto sólido cristalino de color blanco que se disuelve con el agua, aportándote grandes beneficios de salud, belleza y hasta en la limpieza.


En la limpieza se ha demostrado científicamente que el bicarbonato de sodio sirve para eliminar la suciedad, desinfectar las superficies y dejar los espacios brillantes y limpios.


En el cuidado de la piel, puede utilizarse como exfoliante, blanqueador, desodorante, suavizante de manos, así como para tratar el acné o las arrugas.


Es antiséptico y antibacteriano: el bicarbonato sódico destaca por sus propiedades antisépticas, lo que lo convierte en un buen remedio para tratar problemas de la piel como el acné, ya que alivia alguno de sus síntomas como el enrojecimiento y el picor que causan a veces los granitos. Además, sus propiedades antibacterianas ayudan a desobstruir los poros, por lo que previene la formación de nuevas impurezas.


Es antiinflamatorio, ya que alivia otras afecciones como las picaduras de insectos que inflaman y enrojecen la piel. Gracias a estas propiedades, este producto ayuda a calmar la piel y ayuda a cicatrizar correctamente las heridas para que no queden marcas antiestéticas.


Además de los beneficios arriba mencionados, te presentamos este remedio que te ayudará para adelgazar. 👇🏻


Un vaso de agua con zumo de limón y bicarbonato nos ayudará a aliviar problemas como la acidez o el reflujo.


El método de moda consiste en prepararnos cada mañana, siempre en ayunas, un vaso de agua mineral del tiempo con una cucharada de bicarbonato y el jugo de medio limón.


El agua con limón y bicarbonato encaja en lo que se conoce como dieta alcalina. Esto se debe a que el bicarbonato tiene un pH muy alto.


Dado que nuestro cuerpo tiene un pH natural de 7,4, se le puede considerar básico, y por ello los alimentos con pH altos lo alterarán menos.




Este tratamiento sirve para exfoliar, humectar y regenerar la piel. Los ingredientes son fáciles de conseguir y la preparación sólo te llevará unos minutos.


PARA EXFOLIAR :


Ingredientes:


*3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g).

*3 cucharadas de agua mineral (30 ml).

*El jugo de ½ limón.

*4 gotas de aceite de oliva


Preparación:


En un recipiente coloca el bicarbonato de sodio.

Vierte de a poco el agua mientras remueves, con el fin de formar una pasta.


Exprime el limón y agrégalo a la preparación.

Por último, vierte las gotas del aceite esencial de tu elección.


Aplicación:


*Lava la cara con agua tibia y seca levemente dando suaves golpecitos con una toalla.

*Esparce la mascarilla con movimientos circulares por todo el rostro (evita el contorno de los ojos).

*Si notas un poco de escozor en los granitos no te preocupes, es normal.

*Deja actuar 20 minutos y retira con abundante agua tibia.


PARA LAS ARRUGAS:


*Derretir en baño maría el aceite de coco (si está solido) y luego mezclarlo bien con el bicarbonato de sodio.

*Cuando se tenga una mezcla homogénea de ambas consistencias, aplica la mascarilla en el cuello y en el rostro, previamente lavados con algún limpiador facial.

*Hazlo con masajes circulares y déjala actuar durante 10-15 minutos para después retirarla con agua tibia.

Como resultado obtendrás una piel suave, fresca y libre de arrugas o líneas de expresión.




Comentários


bottom of page