top of page

¿Vas a empeñar? Entérate cómo elegir una casa de empeño.



Las casas de empeño son instituciones que prestan dinero de manera inmediata a cambio de dejar en garantía un bien mueble como lo son: relojes, alhajas, electrónicos, electrodomésticos y hasta vehículos. Si por alguna situación piensas realizar un empeño, esto te interesa:


¿A qué están obligadas las casas de empeño?

Cerciórate de que el contrato de adhesión contenga el número de registro otorgado por la Procuraduría Federal del Consumidor (#Profeco) y la fecha en que se autorizó.

Para comprobar su validez ingresa en la página del Buró Comercial: http://bit.ly/contratoadhesion el número de registro señalado.


Tienen que informarte de manera visible los días y horarios de servicio, el monto del préstamo, el ramo de prendas aceptadas, el costo anual total, mensual y diario, los plazos de pago, el procedimiento para desempeñar o comercializar el bien y, en su caso, los gastos por almacenaje.

El contrato es el comprobante de la operación. Asegúrate de que contenga, por lo menos:


-La descripción de la prenda. -El monto del préstamo y el porcentaje que representa del avalúo. -El plazo máximo para desempeñar, la forma de pago y las opciones de refrendo. -Las garantías que se ofrecen y su cobertura. -Las penas convencionales a las que se harán acreedoras ambas partes en caso de incumplimiento. Además deben contar con el Registro Público de Casas de Empeño de Profeco y tener a la vista el documento que lo acredite.

Comentarios


bottom of page