top of page

Starbucks quiere ser el lugar de carga para los vehículos eléctricos



Starbucks y Volvo han decidido crear una ruta verde en EE.UU., implementando estaciones de carga para los vehículos eléctricos. ¡Entérate!


En 2030, existirán 26 millones de autos verdes en EE.UU., lo que significa que se necesitarán 10 veces más estaciones de carga para los vehículos eléctricos (VE). Starbucks, con sus 15,000 locales en todo el país, cree que podría ayudar a cubrir parte del vacío. De acuerdo con Fast Company, en un proyecto piloto realizado este año, la empresa —en asociación con Volvo y Chargepoint— ha instalado estaciones de carga para los VE en sus estacionamientos a lo largo de una ruta de 1,350 millas, que va desde Denver a Seattle, con paradas disponibles aproximadamente cada 100 millas. Es uno de esos desiertos de carga, por así decirlo […]. No hay demasiadas estaciones de carga disponibles allí. Michael Kobori, director de sostenibilidad de Starbucks. Son un reto los lugares de carga para los vehículos eléctricos Cargar un VE sigue siendo una experiencia diferente a la de comprar gasolina. Los propietarios de autos eléctricos suelen enchufarse en sus casas, pero en un viaje largo por carretera, las estaciones no siempre son fáciles de encontrar. Con la tecnología de carga actual, el proceso de los VE lleva más tiempo que el refill tradicional, y sentarse en una gasolinera durante 30 minutos o más no es algo muy atractivo.


Se trata de combinar la idea de la recarga de vehículos eléctricos con el hecho de que, si estás de viaje, vas a parar por la mañana para comprar un Starbucks, una bebida o el desayuno. […] Y mientras estás ahí sentado, preparándote para el día y planificando tu ruta y la salida, tu coche se está cargando. Michael Kobori, director de sostenibilidad de Starbucks.

Aunque los tiempos de carga varían en función del carro, Volvo afirma que sus modelos eléctricos pueden pasar de un 20% al 90% de batería en 40 minutos. Por ello, junto con Chargepoint, se encargará de las estaciones de carga en las tiendas de Starbucks de ciudades como Twin Falls (Idaho) y Uintah (Utah).


Asimismo, ambas automotrices gestionarán el complicado proceso de trabajar con las empresas de servicios públicos locales para establecer un nuevo sistema eléctrico, lo que no solo ayudará a lo viajeros sino también a los residentes.

Esta ruta atraviesa varias de las que son, literalmente, zonas federales de oportunidad, comunidades con dificultades económicas […]. Así que también pensamos en cómo asegurarnos de llevar la carga a esos mercados desatendidos para abrirlos a los vehículos eléctricos. Michael Kobori, director de sostenibilidad de Starbucks.

Esfuerzo verde


En el piloto, Starbucks probará las tasas de uso y decidirá si quiere ampliar el servicio a nivel nacional como parte de su plan de sostenibilidad, que pretende la lleve a ser «positiva en cuanto a recursos», incluyendo el objetivo de capturar más carbono del que emite.


Para 2030, la marca de bebidas quiere liderar la industria minorista en los esfuerzos de descarbonización, incluyendo la carga de vehículos eléctricos y la disponibilidad de energía solar en las tiendas y en lugares adyacentes.


Todos estas iniciativas son parte de las metas ambientales de Starbucks, que se ha impuesto reducir a la mitad sus residuos y emisiones de carbono procedentes de sus operaciones directas para 2030, lo cual es una ambición grande.


Comentarios


bottom of page