top of page

✅ Qué es la parálisis del sueño


La parálisis del sueño suele ser asociada a posesiones demoníacas, sin embargo, existe una explicación totalmente lógica y cientifica para esto.


La parálisis del sueño se da cuando nuestro cerebro despierta antes que nuestro cuerpo, en este caso la mente al no comprender lo que ocurre busca en el interior las respuestas que puedan asociarse y es de lo más natural que ponga en esos espacios vacíos y ante el desentendimiento, cuestiones paranormales.

De esta forma podemos ver figuras terroríficas sobre nuestros cuerpos y al no poder movernos tambien llegamos a sentir manos o garras sujetandonos, rostros de terror o voces de ultratumba, imposibilitados sin poder gritar, ni soltarlos vivimos momentos altamente angustiantes, una secuencia que parece eterna pero que pasa a los pocos segundos, lo cierto es que sólo bastaria con reconocer lo que nos ocurre de esta forma y con una respiracion profunda ganariamos tranquilidad y le dariamos a nuestro cuerpo el tiempo necesario para despertar.


Si bien esto es así y esta comprobado no podemos dejar de mencionar que veremos aquello que esta en nuestra mente, por lo que si creemos en demonios y entregamos nuestra energia a esa creencia en lugar de disminuir la angustia sera cada vez mayor y al quedarnos sumergidos en ella puede que empeore y no sólo la veamos en episodios de parálisis ,si no, también en otros momentos ya sea en la vigilia o en el sueño, sabemos que todo aquello en lo que centramos nuestra atención tiende a crecer por lo que es importante aprender a reconocer lo que es real de lo que es una mala jugada de nuestra mente.


Por otro lado es importante mencionar que si bien los demonios existen no son lo que muchos creen o muestran, lo terrorífico nace en la mente de su creador y somos nosotros quienes le damos forma.


Con la inexperiencia podemos llegar a creer infinidad de teorias incluso podemos pensar que somos víctimas de alguna especie de trabajo o posesión satánica aunque lejos estemos de esa realidad.


Podemos creer que somos presas pero la realidad es que nada de lo que nos rodea esta librado al azar.


Somos quienes atraemos o rechazamos las energías que nos rodean. Nuestro libre albedrío nos resguarda de ser poseídos, ya que nada puede doblegar nuestra voluntad sin nuestro permiso.


Solamente nosotros podemos abrir esa puerta y depende sólo de nosotros invitarlos o no a pasar.


No todo lo que consideramos como sombra corresponde a algo externo.


Por eso hacemos hincapié en reconocer nuestra propia oscuridad, esa es la cuna de todos los demonios.


De reconocer el momento bien podríamos explorar el astral, claro que para eso tendríamos que aprender a dominar nuestra mente y reaccionar rapido cuando estemos en el mas allá.


Comments


bottom of page