top of page

La hierba aromática que limpia el hígado mientras duerme: receta para prepararla



Los tés herbales son fáciles de conseguir y tienen muchos beneficios para la salud.


El diente de león es tan común, que muchos jardineros suelen considerarlo hierba mala. Incluso, muchas personas creen en soplar sus hojas para pedir un deseo. Lo que pocos desconocen es su utilidad para el cuidado del cuerpo. Hoy, le contamos su relación con el hígado y la preparación de un té nutritivo.


El té de diente de león



Esta planta es tan común que se puede encontrar en todos los continentes, a excepción de Antártica. En la preparación del té, la única parte que no se usa es “el tallo por su amargura”, explica la dietista Nancy Geib en un artículo para Cleveland Clinic.



“El té de diente de león es un diurético que activa el sistema digestivo y desintoxicante del hígado y la bilis", informa Geib.


Es una excelente fuente de betacaroteno, hierro, zinc, calcio y magnesio. También contiene vitaminas, esteroles, flavonoides y minerales.



Por esto, se cree que sirve para todo, desde desintoxicar el cuerpo hasta reducir la hinchazón, así lo determinan Małgorzata Kania-Dobrowolska y Justyna Baraniak en su artículo para la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.


Tiene un alto contenido de vitamina A, la cual, según los estudios, puede reducir el riesgo de enfermedades como cataratas, diarrea, sarampión y cáncer de mama.



Este té es particularmente beneficioso para el hígado. “Los polisacáridos del diente de león reducen el estrés en el hígado y favorecen su capacidad para producir bilis. También ayudan al hígado a filtrar sustancias químicas potencialmente dañinas de los alimentos”, explica el pediatra Dan Brennan para ‘WebMD’.



La importancia del hígado



Este órgano regula la mayoría de los niveles químicos en la sangre y excreta bilis. Según ‘MedlinePlus’, “la bilis ayuda con la digestión y descompone las grasas en ácidos grasos, que pueden ser absorbidos por el cuerpo a través del tracto digestivo”. Toda la sangre que sale del estómago y el intestino pasa por el hígado.



Según la página web del hospital Johns Hopkins, “el hígado procesa esta sangre y descompone, equilibra y crea nutrientes. También, metaboliza los medicamentos en formas que son más fáciles de usar para el resto del cuerpo o que no son tóxicas”.


Existen más de 500 funciones identificadas con el hígado. Estas son las más conocidas:


  1. Produce bilis, el cual ayuda a eliminar desechos y descomponer las grasas en el intestino delgado durante la digestión.

  2. Produce proteínas para el plasma sanguíneo.

  3. Produce colesterol y proteínas especiales que ayudan a transportar grasas a través del cuerpo.

  4. Regula la coagulación sanguínea.

  5. Elimina la bilirrubina. Si hay acumulación de bilirrubina, la piel y los ojos se vuelven amarillos.

  6. Procesa la hemoglobina para aprovechar su contenido de hierro.



Para utilizar mejor las propiedades de esta planta, así debe preparar el té:


Preparación


  • Coloque seis flores u hojas de diente de león en una taza.

  • Vierta agua caliente en la taza.

  • Deje la infusión reposar durante 15 a 20 minutos.

  • Disfrute.


Contraindicaciones


El diente de león se considera seguro para la mayoría de las personas. Sin embargo, algunos pueden tener una reacción alérgica al tocar o ingerirlo. Si usted es alérgico a la familia de las margaritas, las asteráceas, es mejor que no tome este té.



También se ha descubierto que el diente de león interactúa con ciertos medicamentos, incluidos los diuréticos, el litio y el ciprofloxacino, de acuerdo con la página web del sistema de salud de Monte Sinaí. Si está tomando algún medicamento recetado, consulte a su médico antes de beber té de diente de león.



Si está considerando usar cualquier suplemento a base de hierbas como tratamiento para la ansiedad o el hígado primero hable con su médico, determinados medicamentos pueden provocar efectos secundarios graves.


Recuerde no automedicarse y, ante cualquier síntoma anormal, visite un centro de salud cercano.


Otras plantas que pueden ayudarle a combatir el hígado graso


Entre las plantas con las que se pueden preparar tés o infusiones para combatir el hígado graso está el de boldo, que es conocido por ayudar a regular la secreción de bilis. El cardo mariano, el cual favorece la eliminación de toxinas acumuladas en el hígado. La alcachofa puede ayudar a evitar que el cuerpo absorba toda la grasa que se ingiere a través de los alimentos y a eliminarla más rápido.


El limón también puede ayudarle como acompañamiento en las comidas a través del agua de limon o como aditivo en otros tés, pero la preparación recomendada es tomarla en agua tibia en ayunas.



Recuerde que estos tés por si solos no van a actuar en contra de la esteatosis o hígado graso, sino que hay que optar por cambiar los hábitos alimenticios y empezar a desarrollar actividad física.



Comments


bottom of page