top of page

¿Cruzar los brazos es una grosería? Lo que revela tu lenguaje corporal


Algunas personas siempre están leyendo tu lenguaje corporal para encontrar pistas secretas sobre ti. Aprende como leer este tipo de lenguaje.


El lenguaje corporal es una forma de comunicación no verbal, y aunque tú (o los demás) lo sepan, algunas personas siempre están leyendo tu lenguaje corporal para encontrar pistas secretas sobre ti.



Aprende como leer el lenguaje corporal y averigua que dicen tus gestos y movimientos con estas palabras de los expertos.



1. Brazos cruzados


¿Cruzar los brazos? Algunos pueden interpretar los brazos cruzados como que eres distante, inseguro, ansioso, defensivo u obstinado, de acuerdo con Barbara y Allen Pease, autores de un libro sobre lenguaje corporal. Pero cruzar los brazos también tiene su lado bueno.


Señalan que esta pose puede hacer que sea mejor para que alguien pueda cumplir con una tarea difícil, en un estudio se encontró que las personas que cruzaban los brazos y después les presentaban preguntas de matemáticas tuvieron un 30% más de probabilidad de intentar resolver el problema que aquellos que se quedaban con las manos en la mesa.


“El hecho de cruzar los brazos utiliza los dos hemisferios del cerebro, creando una función cognitiva”. Joe Navarro ex agente del FBI dice en un video en 2019 que el cruzar los brazos es un gesto “tranquilizante”, para consentirte antes que bloquear a otros.


Así que la próxima vez que le hagas a alguien una pregunta difícil, no asumas que lo has hecho enojar, esto significa que están buscando una respuesta. Aprender a hablar con el cuerpo y a leer el lenguaje corporal, es importante no solo para la vida diaria si no también para el trabajo.



2. Contacto visual


Si quieres que tu lenguaje corporal demuestre que estás escuchando a la otra persona, haz contacto visual. Pero limítate, una mirada agresiva puede ser interpretada como amenaza.


“Cuando das más del 80% la persona con la que te estás comunicando podría sentirse incomoda”, explica Janine Driver autora. Hacerlo menos del 40% puede ser señal de engaño. ¿El numero mágico? 60% o un poco más de la mitad. “Haz contacto visual luego mira un poco de lejos”.



3. Sentarse con las piernas abiertas


Driver dice que cuando te sientas de esta manera estás marcando tu territorio y mostrándote dominante. “Las personas con poder parece que necesitan más espacio”, dice.



4. Sentarse con las piernas cruzadas


Si te sientas con las piernas cruzadas, tobillo sobre rodilla, eres confiado y dominante, dice Driver. Es conocida como la “figura cuatro” en los círculos de lenguaje corporal, Driver dice que cuando te sientas en esta posición estas abriendo tu “zona de poder” o región inferior.


“Tenemos tres áreas en el cuerpo en donde nos abrimos cuando estamos libres de estrés y relajados: el hoyuelo del cuello, el ombligo y los “lugares traviesos”, dice. Es una posición predominantemente masculina pero las mujeres están empezando a sentarse de esta manera más y más.


Cruzar las piernas al nivel de los tobillos se conoce como “bloqueo de tobillo”. Esta posición no verbal puede significar que te estas conteniendo, tienes incertidumbre o tienes miedo, haciéndolo comúnmente en situaciones de entrevista. Y mujeres si quieren atraer a un hombre, crucen las piernas por las rodillas. Es la posición favorita de los hombres para las mujeres sentadas.




5. Pararse con las manos en las caderas


Podrías pensar que la posición de Superman en una forma de mostrar tu lado confiado, pero ten cuidado porque Driver dice que esta postura puede ser tomada como agresiva. Eso es porque estás tomando más espacio y “amenazando” con las puntas de tus codos, evitando que los otros se te acerquen.


“Nos volvemos muy territoriales”, cuando hacemos esta pose, explica Navarro. Aún haciéndolo de un solo lado de la cadera, puede dar una vibra intimidatoria.



6. Apretón de manos


La costumbre de darse la mano va hasta los antiguos romanos. Al principio la gente se tomaba del antebrazo y ahora solo nos tocamos las palmas. Pero hay cosas importantes a considerar antes de estirar el brazo.


Los apretones de mano son señal de confianza y bienvenida, así que estirar el brazo primero indica que crees ser bienvenido por la otra persona y que están felices de verte.


Saludar a alguien que parece no muy feliz de recibirte podría resultar en sentimientos negativos hacia ti.



7. Sonreír constantemente


Hacer un habito el sonreír y reír durante las conversaciones e interacciones con los demás puede dar resultados positivos. Cuando sonríes a otra persona, puedes mejorar tus relaciones.


“Hay evidencia que demuestra que sonreír y reír refuerza tu sistema inmunológico, defendiendo al cuerpo contra enfermedades, medica el cuerpo, vende ideas, enseña mejor, atrae más amigos y extiende la vida”.


Esta parte de las personas de ser chistosa o tener la habilidad de hacer reír a los demás puede resultar atractivo para muchos. Sonreír puede ayudar a transmitir positivismo y puedes utilizar otros trucos corporales para hacer casi todo.



8. Entrelazar los dedos


Con otra persona es un gesto romántico, pero cuando entrelazas tus propios dedos, puede ser señal de estrés o inconformidad. De acuerdo con Navarro, es otra señal tranquilizadora que significa descontento.


“cuando algo nos molesta, tendemos a entrelazar nuestros dedos y a mover nuestras manos lentamente”.



Yorumlar


bottom of page