top of page

Bancos de semillas, las b贸vedas que albergan los tesoros de las regiones



El banco comunitario de semillas del ejido Uni贸n Zapata, en Oaxaca, abri贸 sus puertas en el 2020.


Almacena unos 170 kilos de distintas especies de ma铆ces, frijoles, calabazas y quelites.

Hay bancos que en sus b贸vedas resguardan dinero, documentos, joyas o lingotes de oro.

El banco comunitario del ejido Uni贸n Zapata, en los Valles Centrales de Oaxaca, cuida uno de sus tesoros m谩s preciados: las semillas de la regi贸n. Unos 170 kilos de distintas especies de ma铆ces, frijoles, calabazas y quelites almacenados en grandes frascos de vidrio con tapa blanca.


En esta localidad de clima seco, matorrales y poco m谩s de 600 habitantes, la agricultura es la actividad principal. Siete de cada 10 personas se dedican a ella. 鈥淟a preservaci贸n de la semillas es importante para la comunidad, sin ellas no podr铆amos seguir cultivando鈥, dice Jared S谩nchez Jacobo, habitante de la regi贸n y jefe de gu铆as comunitarios.


El valor es tal que pasan de generaci贸n en generaci贸n: adem谩s de la tierra, las semillas son parte de la herencia que reciben los hijos. 鈥淗eredar las semillas dentro de la comunidad es com煤n, porque por cientos de a帽os se han adaptado a las condiciones clim谩ticas de la zona. Y cada una es distinta鈥. Se enorgullecen y defienden que su semilla no es igual a la del vecino, tiene el sello que le imprime el propio productor. Intercambiarlas y preservarlas son tareas que se daban s贸lo al interior de las familias, lo que pon铆a en riesgo la conservaci贸n. Porque si un hijo migraba o decid铆a no dedicarse a la agricultura, corr铆a el riesgo de que las semillas se perdieran.


Para contribuir a la conservaci贸n, en 2017 el entonces comisariado ejidal Lucio Grijalva y su secretario H茅ctor Olivera decidieron construir un banco comunitario que almacenara las distintas semillas de la regi贸n. 鈥淔ue la primera vez que se intent贸 llevar a cabo, lastimosamente no se continu贸 ese trabajo ya que no hab铆a un asesor especializado en la materia鈥, recuerda S谩nchez Jacobo. El proyecto estuvo en pausa durante casi tres a帽os, hasta que a mediados de 2020 la Comisi贸n Nacional del Medio Ambiente (Conam), el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agr铆colas y Pecuarias (Inifap) y la Comisi贸n Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) se acercaron a la comunidad para reactivarlo.

La recomendaci贸n circul贸 entre los agricultores del ejido Uni贸n Zapata en diciembre de 2020. As铆 lo hicieron, cada uno volvi贸 a sus tesoros familiares para elegir las 鈥渏oyas鈥 que depositar铆a en el banco comunitario administrado por productores de la comunidad. Al mediod铆a , los agricultores comenzaron a llegar con sus semillas de ma铆ces, frijoles, calabazas y quelites.


El trato fue prestarlas para que, al obtener la primera cosecha, se les devuelva el doble.


Poco a poco, el banco se fue llenando hasta alcanzar los casi 170 kilos. La riqueza biocultural de la comunidad se fue distribuyendo en grandes frascos. 鈥淓l que se creen bancos comunitarios permite que se analice m谩s a nivel de comunidad la situaci贸n de la semilla, sus riesgos, sus oportunidades y sus estrategias de conservaci贸n desde una perspectiva m谩s colectiva y m谩s all谩 de la familia鈥, detalla en entrevista para La-Lista Girmey L贸pez, coordinador regional Proyecto del Fondo Mundial para el Medio Ambiente Agrobiodiversidad mexicana en Oaxaca.


El banco ya es referencia nacional por el tama帽o de la muestra y por el lugar en el que est谩. Los habitantes del ejido Uni贸n Zapata custodian la cueva Guil谩 Naquitz, donde se encontraron los restos m谩s antiguos del proceso de domesticaci贸n del ma铆z.


鈥淓s emblem谩tico. Es algo que tenemos que celebrar entre todos, porque esta estrategia de bancos comunitarios es algo que debemos promover, difundir, impulsar para que la defensa del ma铆z, de la diversidad, la conservaci贸n de las variedades nativas se preserve hacia el futuro, para que la milpa perdure鈥, considera Alejandro Espinosa Calder贸n, encargado del despacho de la Comisi贸n Intersecretarial de Bioseguridad y Organismos Gen茅ticamente Modificados (Cibiogem).


El de la Uni贸n Zapata no es el primer banco comunitario de semillas en el pa铆s. En los 煤ltimos 10 a帽os han sido instalados nueve bancos en distintas regiones del pa铆s y la meta es sumar cuatro m谩s en julio de 2021.


鈥淒entro de nuestro plan de trabajo, como proyecto en Oaxaca, tenemos programados otros 10 bancos en la regi贸n de la mixteca donde no hay ni uno鈥, adelanta Girmey L贸pez. 鈥淭odas las regiones tienen potencial porque en todas hay agricultura y se resguardan diferentes razas nativas de ma铆z. Por ejemplo, el Istmo de Tehuantepec alberga una raza nativa que se llama Zapalote chico, esta raza soporta vientos de m谩s de 50 kms por hora y en dos o tres meses ya tienen su cosecha鈥.


Los especialistas advierten que no todas las especies se pueden preservar en un banco. Pese a ello, Espinosa Calder贸n afirma que, en un mundo ideal, habr铆a tantos bancos comunitarios como fuese posible. Porque adem谩s de resguardar semillas, protegen la gen茅tica y la adaptabilidad.


鈥淐onservar esta riqueza es conservar la esencia de los mexicanos鈥.



銈炽儭銉炽儓


bottom of page