top of page

Artritis infantil: ¿cuáles son sus causas y qué tratamientos se pueden emplear?




Este padecimiento también se le conoce como artritis idiopática juvenil.


Este padecimiento afecta principalmente las articulaciones provocando dolor y rigidez 


La artritis es una enfermedad degenerativa que afecta las articulaciones, generando hinchazón y sensibilidad en las mismas, lo que provoca dolor y rigidez permanente, de acuerdo con 'Mayo Clinic'. 



Aunque se suele desarrollar en edades adultas, sobre todo con el envejecimiento, esta afección también puede darse en la niñez o la adolescencia. 


El desarrollo de la enfermedad puede causar un daño físico de manera permanente en la estructura, tanto ósea como muscular, que también está formada por la membrana sinovial, cartílago y ligamento, diseñados para soportar el peso y movilizar el cuerpo a través del espacio.


Este daño puede dificultarle al niño hacer cosas cotidianas como caminar o vestirse e ir a la escuela, hasta resultar en una posible discapacidad en el peor de los casos. 




Para que la afección se pueda considerar una artritis idiopática juvenil, como se le denomina normalmente a la afección en dicha población, el menor debería presentar dolor e inflamación articular durante por lo menos seis semanas, de acuerdo con el portal de salud 'Kids Health'. 


¿Cuáles pueden ser sus causas?



Aunque la artritis puede ser un padecimiento común, en niños su desarrollo es inusual, por ello aún se desconocen las causas exactas que pueden desencadenar el mismo. 


No obstante, se sabe que esta enfermedad es autoinmunitaria, "cuando un niño tiene una artritis idiopática juvenil, el sistema inmunitario se equivoca y ataca a células sanas del propio organismo como si fueran nocivas", señala el portal anteriormente citado.




¿Cuál es su posible tratamiento?



Después de recibir un diagnóstico seguro, es probable que el personal médico tratante le recete medicamentos y cuidados farmacológicos para ayudar a controlar la inflamación y el dolor en la zona afectada, además de contribuir a ralentizar su avance. 


Algunos de estos medicamentos se pueden tomar en forma de pastillas o comprimidos, mientras que hay otros que se administran en inyecciones, además de acompañar el tratamiento con terapias que impliquen desplazamiento, de acuerdo con el 'Centro para el control y la prevención de enfermedades'.



"Es importante que los niños afectados por la artritis idiopática juvenil mantengan sus articulaciones en movimiento.


Es habitual que los niños asistan a sesiones con un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional que les diseñe programas de ejercicios especiales para que se mantengan activos y puedan poner en práctica en su casa o en la escuela", señala en su portal el organismo de salud.  


Por último, también puede ayudar a disminuir la dolencia en las articulaciones afectadas, manteniendo la zona a una temperatura cálida para ayudar a disminuir el dolor, así como hacer baños calientes periódicos. 


Recuerde que ante cualquier signo de dolor frecuente en las coyunturas, rodillas, manos o todo lo que implique zona muscular, es fundamental que lleve a su hijo con el especialista para así indagar su estado y obtener un diagnóstico certero sobre la alteración. 



Comentarios


bottom of page