top of page

Andrea Cisternino: el italiano que no abandonará Ucrania ni su refugio de animales



El refugio alberga alrededor de 400 animales que han sido rescatados por el fotógrafo italiano


Andrea Cisternino es un ex fotógrafo de moda de nacionalidad italiana. Hace 10 años junto a su esposa Vlada Shalutko se trasladó a Ucrania para denunciar y combatir el trabajo de los llamados “cazadores de perros” especializados en la captura y matanza de perros callejeros.


Esta lucha se materializó con la apertura de un refugio a 45 km de Kiev en el que, a lo largo de los años, ha acogido a miles de animales que habrían encontrado una muerte segura en el camino.


El refugio de Cisternino se extiende sobre unos 20 mil metros cuadrados de terreno divididos en diferentes áreas: una para perros y gatos, otra para el pastoreo de vacas y caballos y otra para gallineros, almacenes, establos y cocinas. A estas áreas se suma la clínica veterinaria.



En 2011 Cisternino publicó el libro fotográfico Perros callejeros: historias de hombres y animales y en 2012, tras conocer la matanza de perros callejeros en Ucrania durante la Eurocopa, ​​decidió mudarse e invertir las ganancias del libro en la construcción de un refugio. Un año después lo inauguró, bautizándolo como Rifugio Italia y realizando una campaña de sensibilización, recuperación y rescate no solo de perros sino también de otros animales en dificultad. Según él mismo reconoce, esta elección lo llevó a terminar en la mira de los cazadores de perros, quienes se opusieron a él, a su esposa y a sus colaboradores desde los primeros momentos.


Dos años después de la inauguración, la estructura fue incendiada. El ataque provocó la muerte de 71 perros y destruyó todo el proyecto: "Nadie vino a ayudarnos, ni siquiera los bomberos -dijo Cisternino en un desesperado y directo post de Facebook-. Logramos sacar a los perros hasta que el fuego se volvió demasiado violento”.



El activista, sin embargo, no se dio por vencido, y sobre el dolor y la rabia construyó un nuevo y más grande refugio al que llamó KJ2 en honor a la osa asesinada en Tentino en 2017. Hoy el exfotógrafo está a la cabeza de otra prueba que, reiteró, quería afrontar permaneciendo al lado de sus animales.


La tensión y la incertidumbre han crecido en Ucrania en el marco de la operación militar que Rusia desplegó el pasado 23 de febrero. A través de su cuenta de facebook Andrea Cisternino reportó un bombardeo alrededor de las 5 de la mañana del jueves 24 de febrero a 30 km del refugio para animales KJ2. También explicó que diversos aviones con proyectiles estaban sobrevolando el refugio. Esa fue una de las últimas actualizaciones de la situación del hogar para animales que se encuentra a 45 km de Kiev, la capital de Ucrania. A pesar de los riesgos y la salida de miles de ciudadanos, Cisternino declaró que permanecerá con sus animales en el refugio. Se ha provisto de alimentos y otros combustibles que espera le permitan transitar intacto por este conflicto.


Diversos usuarios en redes sociales han demostrado su apoyo y solidaridad para Andrea Cisternino y su refugio. Esperamos que entre todo este conflicto, él y sus animales permanezcan seguros y a salvo de la violencia y la guerra.

Comments


bottom of page