top of page

Cómo proteger tus labios en esta época de frío


Muchas cosas hermosas pasan en invierno; llega la Navidad, es momento de sacar los lindísimos sacos y bufandas, y los besos y abrazos están a la orden del día.


Pero el invierno también viene con sus complicaciones, el frío reseca la piel y, sobre todo, los labios.


Tener los labios resecos y partidos es horrible porque, además de que puede ser doloroso, te dificulta toda tu rutina de belleza. Usar ese lipstick rojo mate súper llamativo que tanto amas no es tan fácil cuando tienes los labios partidos.


Para que esto no te suceda, toma en cuenta estos tips. Síguelos y verás como tus labios permanecerán hidratados y besables todo el invierno.


1) No puedes olvidar el agua

Lo sabemos, tomar agua es más difícil en invierno porque no se te antoja, pero es importante que te mantengas hidratada. Si ves que es muy difícil te recomendamos cambiar tus vasos de agua por tés. Algo calientito te hará sentir apapachada mientras cuidas tu piel.


2) Protégelos con bálsamo durante el día

Sabemos que quieres usar tu lipstick favorito para las posadas, pero para que se vea tan perfecto como quieres es mejor que durante el día cuides tus labios con un buen bálsamo, para que al llegar la noche estén tan suavecitos que tu lipstick dure horas y horas.


Si tus labios ya están un poco maltratados por el frío, prueba un producto hecho especialmente para labios ya partidos, como el Labello Med Repair que cubre las grietas y ayuda a repararlas.


Y si no puedes vivir sin color en tus labios, Labello tiene muchos tonos diferentes que te dan ese “pop” sin resecar.


3) Exfoliar para reparar

Otra forma de mantener tus labios súper besables es exfoliarlos. Ten cuidado y busca un producto que al exfoliarlos los mantenga hidratados, para que no se te resequen más. Si no te gusta la rutina complicada de exfoliarte los labios, Labello tiene la solución para ti. Sus nuevos exfoliantes 2 en 1, exfolian y humectan al mismo tiempo; y lo mejor es que no hay necesidad de retirarlo, sus partículas exfoliantes se disuelven en tus labios dejándolos súper suaves.

4) ¡No te los chupes!

Es difícil cuando ya tienes los labios irritados, pero la saliva solo agrava el problema. Es mejor que lleves tu bálsamo a todos lados, para que lo uses cada vez que sientas esa urgencia por chuparte los labios.


5) ¡Los labios también se desmaquillan!

Es importante que después de tu fiesta te quites también el lipstick con un desmaquillante. La piel de tus labios es más delgada y sensible que la de tu rostro, ¡y la tenemos que tratar con cuidado! Por eso, antes de dormir también aplica un bálsamo labial para mantenerlos humectados durante la noche.


Sigue estos sencillos consejos durante el invierno, ¡tus labios te lo agradecerán!





bottom of page