top of page

Lo que debes saber de la raza Pug


También conocido como Carlino es uno de los pequeños caninos consentidos de muchos humanos y ha obtenido popularidad en los últimos años por su inconfundible y tierna fisionomía.


Su cabeza es grande y de forma redonda, su hocico es corto y tienen una gran arruga en la frente que los caracteriza, sus ojos son grandes y su cola se enrosca sobre su cadera. Su pelo es corto y los colores más comunes son beige, plateado y negro.


Tienen una altura de aproximadamente entre 15 y 35 centímetros, un peso de 3 a 10 kilogramos y su esperanza de vida es de 10 a 14 años.


Historia


El perro pug es originario de China, se cree que pudo ser cría de los perros mastín, o bien, que guardan una relación con los pekinés.

Según los hechos históricos los pug fueron transportados en barcos de comercio hacia Holanda y en el año 1572 uno de ellos emitió una especie de alarma para avisar que los soldados españoles estaban cerca y así salvó la vida del príncipe William.

En Inglaterra, durante la época victoriana, la raza era sumamente popular y algunos fueron modelos para pinturas. Otros eran los perros de compañía de personalidades importantes como la esposa de Napoleón y los duques de Windsor.


Carácter


De lo contrario a otras razas miniatura, los pug tienen una una forma de ser seria y no son tan sociables. Son tranquilos y tienen una tendencia baja a ladrar. Se consideran perros cariñosos, fieles y son muy apegados a sus humanos.


Les gusta llamar la atención, pero no lo hacen por medio de travesuras, tampoco tienen problemas de comportamiento. El único motivo por el cuál hacen destrozos es debido a la ansiedad por separación si pasan mucho tiempo solos.


Disfrutan de la actividad física y aprender cosas nuevas, también les encanta convivir con niños y toda la diversión que eso significa, serán sus guardianes oficiales.


Cuidados


Es importante limpiar sus arrugas a profundidad y con mayor frecuencia para evitar la formación de hongos u otras infecciones.

Debido a la forma de su hocico, los pug suelen enfrentarse a problemas respiratorios, paladar enlogado y luxación patelar.


Se debe tener cuidado del lugar en donde estén porque sus ojos están muy expuestos y pueden lastimarse con facilidad y con cualquier artefacto.


Su alimentación debe ser relativamente controlada porque esta raza tiende a subir de peso con facilidad.






bottom of page