top of page

YOGA: UNA OPCIÓN PARA TODOS


Yoga es un término sánscrito que puede traducirse como “esfuerzo” o “unión”. El concepto tiene dos grandes aplicaciones: por un lado, se trata del conjunto de disciplinas físicas y mentales que se originaron en la India y que buscan alcanzar la perfección espiritual y la unión con lo absoluto; por otra parte, el yoga está formado por las prácticas modernas que derivan de la mencionada tradición hindú, y que promueven el dominio del cuerpo y una mayor capacidad de concentración.


En la actualidad el yoga es practicado por quienes intentan alcanzar la integración del alma con Dios, y por aquellos que buscan desarrollar su conciencia espiritual. El yoga también suele ser considerado como una especie de actividad física que ayuda a mejorar la elongación y la postura del cuerpo.


Existen múltiples escuelas y corrientes de yoga, que suelen compartir las mismas bases. Puede decirse que, de acuerdo a la doctrina hindú sobre la que se desarrolla el yoga, la esencia del ser humano es su alma, que está encerrada en el cuerpo. El cuerpo, a su vez, puede dividirse en el físico, la mente, la inteligencia y el ego.


La vida plena se alcanza a partir de la satisfacción de las necesidades físicas (con salud y actividades), psicológicas (el acceso al conocimiento y al poder) y espirituales (la búsqueda de paz y felicidad). Al satisfacer estas necesidades, el ser se encuentra en armonía.


El yoga también contribuye a la autodisciplina y al control de las emociones, consideradas como fluctuaciones de la mente.


La práctica del yoga, tanto para principiantes, como para alumnos intermedios o avanzados tiene beneficios preventivos y terapéuticos. Se ha demostrado que esto ofrece tanto ventajas físicas como mentales en el cuerpo y la mente.


Además de ser divertido para los niños, puede ayudar a los adolescentes a mantener su flexibilidad juvenil y darles la fuerza interior para decir “No” a las influencias negativas. Las personas mayores a menudo encuentran que los ejercicios de yoga suaves les permiten mantener la movilidad y pueden aliviar problemas como la artritis y la mala circulación.


Durante el embarazo el yoga promueve la buena salud de la madre y el feto. Las asanas de yoga disminuyen los efectos de los problemas como el sobrepeso, dolores de espalda y depresión. La mayoría de las mujeres que practican yoga encuentran que pueden hacer la labor del parto más fácil y en menos tiempo.

El yoga puede ser para ti, ¡anímate y pruébalo!



bottom of page