• Psic. Ade Reyes Herrera

EXPERIENCIAS EMOCIONALES QUE SE VUELVEN DOLENCIAS FÍSICAS


Hablando de Salud...


Pase mucho tiempo con dolor de cabeza tipo jaqueca, tomaba aspirinas, te de albahaca y cualquier medicamento natural o alópata para erradicar el dolor. Sólo cuando dormía no lo sentía, pero estaba ahí todo el tiempo y todos los días, ya me había acostumbrado a él, después de unos seis meses se me fue quitando. No conocía los dolores de cabeza hasta ese momento, cuando nos cambiamos de casa porque mis padres se habían divorciado.


Entonces entendí que lo que traía era un dolor de cabeza “psicosomático”; este término se refiere a todos aquellos padecimientos que presentamos y que tienen una causa emocional; estamos pendientes de lo que pasa en nuestro cuerpo pero pocas veces pensamos que sea por alguna situación interna.


Por lo anterior quiero decir que hay ciertas enfermedades del alma o del espíritu que se presentan en nuestro cuerpo; esto es una psicosomatización. Escuchamos a personas que dicen “es que ayer me moje los pies y hoy me enferme de la garganta” si eso fuera real todas las personas que se mojan los pies se enfermarían de la garganta. En psicología sobre todo en la línea que cree que las enfermedades se somatizan; el dolor de garganta corresponde a ciertas cosas que no queremos digerir o hablar y que están ahí atoradas.


Cada vez hay más estudios que hablan de cómo nuestro cerebro es tan hábil que crea lo que cree; es decir, nuestro cerebro tiene la habilidad de materializar aquello que pensamos. Entonces lo mismo sucede con las enfermedades, nos enfermamos de aquello que le duele a nuestra alma, a nuestro espíritu.


Por ejemplo las gripes son depuraciones del mismo organismo para limpiar aquello que no sirve. Nuestro cuerpo es nuestro vehículo de vida y cuando aprendamos a escucharlo relacionándolo con nuestros sentimientos estaremos más sanos y buscaremos menos causas en el exterior. Cuando nos duele la espalda alta no nos inyectemos vitamina B12 para relajar musculo, mejor hagamos introspección para quitarnos el peso que traemos cargando; cuando tengamos irritación en ojos dejemos a un lado las gotas y veamos las cosas con la claridad con que son.


Es importante dejar de darle paliativos al cuerpo, mejor hablemos de lo que nos duele, nos molesta, nos entristece, nos da miedo, antes de que se convierta en una enfermedad y se vea reflejada en nuestro cuerpo.


Hay que tomarnos un tiempo de cuando en cuando y checar si aquel malestar tiene algún inicio en nuestras emociones y sentimientos, integremos emociones-cuerpo porque así vienen, no son elementos distintos.


Tags: