• Omar Guajardo

EL LAGO DEL PARQUE JUÁREZ Y LA CASA DE CRISTAL


Una Página Al Pasado...



Todos alguna vez hemos ido hasta uno de los más hermosos paseos de Morelia ubicado al sur de nuestra Capital, para visitar y disfrutar de los atractivos de uno de los zoológicos más importantes del País, pero antaño ese espacio se encontraba en los llamados “Llanos de Santa María”, y los terrenos que actualmente comprende este zoológico, a principios del siglo XX. Éstos  eran ocupados por un lago rodeado de áreas verdes, lugar en donde se realizaban las regatas en los llamados “Días de árboles”; que eran todo un acontecimiento social muy esperado.


Durante los meses de Junio y Julio según la temporada de lluvias, familias enteras acudían a este sitio para plantar árboles, y las lanchas utilizadas para tal fin eran proporcionadas por el señor Joaquín Macouzet que era quien administraba el embarcadero ubicado en ese lago, para que estas fueran conducidas por las hermosas y gentiles damas y por los caballeros de la mejor sociedad. Éste lago fue desecado para evitar la proliferación del mosquito portador del paludismo recobrándose de nuevo en el año de 1901.


“Los llanos de Santa María” como ya dijimos ubicados al sur de la Ciudad de Morelia cambiaron de nombre a partir del 21 de Marzo de 1906, fecha en que se le asignó a ese sitio el nombre de Parque Juárez , aumentando desde esa fecha los atractivos de este concurrido lugar, entre estos.


Vale la pena destacar que en la falda de la loma que rodea al Parque Juárez, se ideo la construcción de un moderno edificio, el cual por órdenes del Gobierno, este sería edificado a base de estructuras de hierro y vidrio. Durante su construcción la gente admirada decía: “A esa casa la están dotando de grandes y vistosas vidrieras que la hacen transparente a sus costados y la están adornando con ricas lunas biseladas que adornan sus muros”.


Esta modernísima construcción fue inaugurada el 5 de Julio de 1909, con el pomposo nombre del "Palacio de Cristal", bajo los auspicios del Gobierno del Estado, siendo Don Manuel Rubio su primer administrador. Ahí se ofrecían suculentos desayunos y ricas meriendas, y se podía disfrutar de las exquisitas nieves de sabores de leche y de agua, además de algunas bebidas preparadas.


Años más adelante, Don Luis Erro otro de sus administradores, crea ahí un afamado restaurante rentando también la casa para eventos particulares y fiestas. Estuvo también a un lado de este el orquidiario del Doctor y General Alberto Oviedo Mota; fue también un bar propiedad del señor Manuel Navarro, y el 1 de Septiembre de 1913, se inaugura ahí el Museo de Historia Natural, en el que se presentaban animales, fenómenos, disecados y vitrinas con insectos de diferentes especies y varios frascos con algunos fetos con alguna malformación congénita, a los que la gente llamaba los 12 apóstoles.


Estos eran hijos malogrados de un señor que manejaba la primera aplanadora de vapor que llegó a Morelia. Estos frascos con los fetos y algunos otros animales e insectos, los pueden observar en el Museo de Historia Natural de la UMSNH, en el Bosque Cuauhtémoc. Esta peculiar construcción ya abandonada y casi en ruinas, fue demolida en el año de 1974 para dar paso a lo que sería el libramiento norte.