La sociedad será mejor, en tanto sus integrantes sepan expresar sus emociones a través del arte

Recibe Casa de Hidalgo primera donación formal en materia de arte, por parte de alumnos nicolaitas.

En la medida que construyamos una sociedad en la cual sus integrantes puedan expresar y desahogar sus emociones a través del arte, se estará abonando a un ambiente de paz y de una mejor convivencia entre iguales, aseveró el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Medardo Serna González.

Durante el acto de entrega formal, al Museo de Historia Natural “Manuel Martínez Solórzano” de la Casa de Hidalgo (MUHNA), del resguardo de la colección escultórica “El canto de las piedras”, Medardo Serna agradeció a sus autores, alumnos y un profesor de la Facultad Popular de Bellas Artes, su generosidad al dejar huella en su Casa de Estudios y compartir su arte de manera desinteresada con la sociedad michoacana.

Es la primera ocasión de la cual se tiene registro, en la que alumnos nicolaitas hacen una donación formal de material artístico a su Casa de Estudios, lo cual deja una huella en su paso por la misma, además de constituir un acto generoso para los casi 40 mil visitantes anuales de este espacio de difusión del quehacer científico de la Universidad Michoacana, que a partir de hoy también lo será del arte y la cultura, afirmó Medardo Serna ante los autores de las esculturas talladas en piedra.

Con la presencia del secretario Académico, Jaime Espino Valencia; la secretaria de Difusión Cultural y Extensión Universitaria, Norma Lorena Gaona Farías; y la Coordinadora de la Investigación Científica, Ireri Suazo Ortuño, el responsable del MUHNA, Eduardo Mendoza Ramírez, agradeció a la comunidad de la Facultad Popular de Bellas Artes su coordinación para lograr actividades conjuntas durante los festejos del Centenario de la Universidad Michoacana y algunos talleres que han permitido estrechar lazos y enriquecer el contenido que el Museo ofrece a la sociedad michoacana.

Miguel Ángel Villa Álvarez, director de la FPBA, explicó que la colección es portadora del quehacer artístico de la dependencia a su cargo, en una nueva faceta que se planteó desde los festejos del Centenario, en la que la cultura y el producto de la formación de los alumnos de ésta, se lleva a distintos rincones del espacio universitario.

El antecedente de la colección “El canto de las piedras”, recordó Villa Álvarez, fue su conformación gracias a la colaboración de la profesora responsable del Taller de Talla en Piedra de la Facultad, María del Carmen Martínez Genis, quien incentivó a los alumnos que donaron las piezas que se exhibieron en tres ocasiones anteriores: primero en el MUHNA, después en la Facultad de Letras y luego en la Facultad Popular de Bellas Artes, como parte del Proyecto de Espacios Escultóricos en la UMSNH.

Cada pieza de la autoría de Viridiana Gómez Benítez, José Leopoldo Peña Ortiz, Roberto Manuel Ochoa Vera, Adela Ferreyra Vega, María del Carmen Bernal Morales, María del Pilar Sierra Pérez y Liliana Villa Villa, constituye una muestra de creatividad, emotividad y de investigación -definió Miguel Ángel Villa- que se conjugan con la música con elementos análogos como armonía, ritmo y métrica, de allí que este evento se acompañe con la presencia del Ensamble de Metales de la Facultad Popular de Bellas Artes, concluyó.

Después de la entrega de un reconocimiento a los autores de la colección y del documento correspondiente a su resguardo, por parte del director de Patrimonio Universitario, Igor Cerda Farías, al responsable del Museo, se cortó el listón inaugural en los jardines de este espacio ubicado en el Bosque Cuauhtémoc de Morelia, en donde se hizo un recorrido con los autores, quienes explicaron el sentido de cada una de sus obras.