Menos impuestos y acceso a créditos blandos para nuevas inversiones en Morelia: Cristina Portillo

Morelia, Michoacán. @cristinapmorena.- México es uno de los países más complejos en términos tributarios pues los ciudadanos –y sobre todo las empresas- deben atender y pagar más de 30 impuestos diferentes. De hecho, la mitad de los ingresos de las familias se va al pago de contribuciones, mientras que en el sector privado los más castigados impositivamente son los pequeños y micro empresarios.


Cristina Portillo Ayala, candidata a diputada local de la Coalición Juntos Haremos Historia por los partidos Morena y PT, aprovechó un encuentro con habitantes y microempresarios de la populosa colonia Fovissste Acueducto para hablar de los problemas derivados de un régimen tributario agobiante y su interés por contribuir desde el Congreso de Michoacán a reducir la carga de impuestos y tarifas, en el ámbito de su competencia.


A un vendedor de callejero de frituras, postres y aguas frescas, a pregunta expresa, le dijo que convocará a sus compañeros legisladores a revisar el esquema de regularización e incorporación fiscal de emprendedores como él y como muchos, que no tienen oportunidad de acceder a créditos instituciones e incluso bancarios, por no estar registrados ante el Sistema de Administración Tributaria. Pero también entendió los argumentos del comerciante respecto a lo difícil que es cumplir con los términos del SAT, sobre todo cuando la economía interna en Morelia está comprimida y solo alcanza para sacar el gasto y la renta de locales o espacios en la calle.


Después de probar el agua fresca, Cristina Portillo aceptó que la calidad del producto no solo es aceptable sino que bien podría envasarse y comercializarse a una escala local, lo que significaría abrir nuevos empleos directos. Pero eso no es posible debido a la carga tributaria y a los grilletes que a veces impone la autoridad a las nuevas inversiones de microempresarios.


Reconoció que los empresarios en Morelia y en todo México lo que queremos es que haya menos impuestos y más gente pensando en poner negocios y en emplearse. Citó como ejemplo la Ciudad de México donde se acordó que las empresas que pagan el salario mínimo sugerido por el gobierno capitalino -que es mucho mayor al salario promedio de la capital- estén exentas del pago del impuesto a la nómina. O en Jalisco, donde opera un programa de exenciones tributarias a empresarios que contraten jóvenes recién egresados de instituciones de educación superior o que empleen fuerza laboral con capacidades diferentes.


Por ello, prometió que de llegar a integrar el Congreso de Michoacán, como diputada de Morena y PT, una de sus primeras acciones será precisamente buscar un punto de acuerdo e iniciativas para la reducción de impuestos y tarifas e incentivos a la inversión de esta naturaleza, para que los empresarios puedan fortalecer su propia planta productiva.


Más tarde la candidata a diputada local en el distrito XI por Morena y PT, platicó con la propietaria de un salón de belleza y mujeres que usaban sus servicios. Allí, comentó que trabajarán en esquemas de aliento a la inversión de micro y pequeñas empresas con créditos blandos o a tasas bajas. Se hará lo necesario para que emprendedores como ustedes puedan tener acceso a créditos, dijo.


Finalmente, al participar en un encuentro del magisterio democrático, Cristina Portillo comentó que pedirá al Instituto de Investigaciones Económicas y Empresariales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la realización de un estudio sobre vocaciones productivas del municipio y del estado, para detectar las capacidades, el potencial de desarrollo y los sectores y actividades más deprimidas económicamente. Cristina Portillo aseguró que convencerá a sus compañeros y compañeras legisladoras para emitir un decreto que condone el pago de impuestos a aquellas empresas nuevas que se instalen en las regiones deprimidas y que contraten mano de obra local, especialmente jóvenes, mujeres, personas con capacidades diferentes y adultos mayores. La pretensión es que este incentivo a la producción también alcance a empresas que ya estén establecidas y que reinviertan una parte de sus ganancias en la contratación de personal nuevo o en el incremento de los sueldos de quienes ya tienen contratados.


Las propuestas de Cristina Portillo Ayala fueron muy bien recibidas también por habitantes de las colonias Chapultepec –de gran desarrollo comercial-, lo que abre la posibilidad de trabajar de una forma muy precisa desde el Congreso de Michoacán en aspectos para impulsar y consolidar el desarrollo económico regional de Morelia, una tarea en la que aún falta mucho por hacer. En esta colonia platicó con jóvenes en una pequeña cocina económica –donde paró a ingerir alimentos junto con sus brigadistas- y con habitantes a quienes llegó, tocando la puerta.