Los ciudadanos deben tener voz en el gasto de sus impuestos: Meño Atúnez

Morelia, Michoacán. El sexenio de Enrique Peña Nieto sólo sirvió para endeudar más al país; a pesar de que la recaudación de impuestos incrementó un 30 por ciento, el gasto de la administración federal no se ejerció en rubros estratégicos que mejorara la calidad de vida de las personas; “los ciudadanos debemos traer a mecate corto a quienes nos representan en los tres niveles de gobierno, exijamos la transparencia del gasto de nuestros impuestos y que se nos tome en cuenta en el mismo, para acabar con el mal manejo de recursos”, así lo dio a conocer Meño Antúnez, candidato a diputado federal por el distrito 8 de Morelia, de Movimiento Ciudadano, por “Michoacán al Frente“. El porcentaje del Producto Interno Bruto que se gastó en rubros estratégicos fue el siguiente: inversión productiva de 4.3, en educación de 3.6 y en salud de 2.8; para el año 2017 esos tres rubros se redujeron a 2.6, 3.2 y 2.5 respectivamente; esto de acuerdo a las denuncias que realizaron organizaciones como el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Fundar y México Evalúa, mencionó Meño Antúnez. En este mismo sentido, indicó que su agenda legislativa incluye los presupuestos participativos, esto es que los ciudadanos puedan participar en el cómo gasta una parte de sus impuestos, “somos los ciudadanos los que tenemos mayor conocimiento de las necesidades de nuestras comunidades, por eso vamos a luchar por la implementación de presupuestos participativos en los cuales los ciudadanos tengamos voz en cómo se gasta una parte de nuestros impuestos, retomemos las asambleas vecinales, organicémonos y pongamos los recursos a trabajar a favor de las personas y no de los bolsillos de los políticos de siempre" comentó. Meño, tiene claro que es tiempo de terminar con el despilfarro del dinero público, "los políticos no pueden tener privilegios que los ciudadanos, a los que representan, no tienen. Se debe acabar con los altos salarios de funcionarios públicos, los gastos excesivos, seguros médicos, viáticos, celulares, pago de gasolina, autos de lujo y todos los gastos ostentosos e innecesarios de los que hoy goza la clase política”, concluyó.