Esmero en el trato y dispuestos a dar el "extra" por su Universidad, caracteriza a galardo

Por segundo año consecutivo, reconoce la Casa de Hidalgo a sus trabajadores académicos y administrativos.


Como parte de la ideología humanista que distingue a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, muchos de los integrantes de la comunidad con su quehacer diario, distinguen a la Casa de Estudios como una institución en donde se trabaja con esmero, buen trato, deseos de superación y de dar el “extra” por la Institución a la que pertenecen con orgullo.


De allí que la Universidad por segunda ocasión, distinga a 13 profesores, investigadores y empleados administrativos en materia de Docencia, Investigación, Difusión Cultural y Administración, con la Presea Vasco de Quiroga.


A continuación, los últimos cinco perfiles de los distinguidos:


Martha Hortensia López Cervantes

En virtud de sus méritos como trabajadora administrativa, inicia sus actividades en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo desde 1986 en la Secretaría Auxiliar como Oficial Administrativo “A”, comisionada al área de fotocopiado donde apoyó al Consejo Universitario en el proceso de selección de aspirantes a las distintas Direcciones de la institución, fotocopiando currículums y planes de trabajo; su primer jefe fue el Ing. Francisco Tejeda Villanueva, en la administración del Dr. Raúl Arreola Cortés.


Sucedieron tres administraciones más, donde se desempeñó con lealtad, calidad humana e incondicionalidad, al tener como jefes inmediatos a: Enrique Villicaña Palomares, Cuauhtémoc Ortiz Venera y Orlando Vallejo Figueroa.


Fue hasta la llegada de la Mtra. Teresa Alanís Ugarte, en la administración de Daniel Trujillo Mesina, que se le dio la oportunidad de ocupar el puesto de secretaria en ambos turnos, mismo que hasta hoy conserva, sin haber solicitado en 31 años alguna licencia para atender compromisos personales por periodos prolongados, pese a ser un derecho previsto en su CCT.


A través de los años, Martha López se desarrolló como mujer y madre, buscó siempre actualizar sus conocimientos y habilidades, adaptarse a los momentos de transición de un rectorado a otro, además de los avances tecnológicos en el quehacer administrativo en tres décadas.


Armando Sepúlveda López

Como docente de Licenciatura, durante su trayectoria ha sido especialmente generoso para compartir conocimientos avalados por sus arduos años de trabajo. Pueden mencionarse los múltiples convenios en los que ha ayudado y ha estado presente para que la Casa de Hidalgo, y en especial los alumnos, se favorezcan de las aportaciones que otras instituciones pueden brindar y que están vigentes hasta la fecha como son los Convenios firmados entre la UMSNH y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos; con la UNAM Campus Morelia; el correspondiente con la Sociedad Matemática Mexicana y la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la UMSNH, para la promoción de las Olimpiadas de Matemáticas en Michoacán.


Sepúlveda López fue delegado de dicha Olimpiada desde 2007 hasta 2017. Fue miembro por 24 años del comité organizador de los Encuentros de Profesores de Matemáticas, que reúnen cada año alrededor de 170 profesores michoacanos y ha sido parte del comité organizador de los eventos relacionados con la didáctica de las Matemáticas a nivel nacional.


Carlos Cervantes Vega

Con 38 años de antigüedad en la Institución, doctor en Ciencias Bioquímicas por el Instituto de Biotecnología y la Universidad Nacional Autónoma de México, es miembro del Sistema Nacional de Investigadores a partir del año de 1986 contando con el nivel III del año 2016 a la fecha, además de ser miembro regular de la Academia Mexicana de Ciencias desde noviembre del 2004.


Galardonado con el Premio Estatal de Investigación Científica y Humanística por el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología en el 2005, ha sido editor en jefe de la revista “Ciencia Nicolaita”, coordinador académico de la Maestría en Biología Experimental del IIQB de la UMSNH, posgrado al cual contribuyó con el trámite para su ingreso al Padrón de Posgrados de Excelencia de Conacyt.


Es miembro de diferentes asociaciones científicas Nacionales e Internacionales. Ha encabezado múltiples proyectos de investigación con apoyo financiero que han beneficiado a la UMSNH. Es autor de más de 150 artículos publicados en revistas Nacionales e Internacionales y más de 200 ponencias en México y el extranjero.


Alejandro Ahuja Anaya

Profesor comprometido con la formación de estudiantes de nivel superior durante 13 años, en especial en el área de formación de generaciones de abogados en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.


Catedrático ejemplar que enriquece sus clases con visitas guiadas a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, a las Cámaras de Diputados y Senadores del Congreso de la Unión, entre otras, sin ostentar cargo alguno. Ahuja Anaya fungió como coordinador de vinculación entre la Facultad de Derecho de la UMSNH con los poderes de la Unión; vinculó a la UMSNH con el Ayuntamiento de Madrigal de las Altas Torres, España; también fue Secretario Técnico y fundador de la Defensoría de los Derechos Humanos Universitarios Nicolaitas en 2011.


Hebert Andrés Vázquez Sandrín

Con 18 años de antigüedad en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, tiene una destacada trayectoria en el campo de la promoción, gestión y difusión de la cultura y las artes. Inicio su vida artística a los 17 años de edad con estudios musicales en el Centro de Investigaciones y Estudios Musicales (CIEM). En 2017 fue nominado a los 18th Annual Latin Grammy Awards en la categoría de Mejor obra/Composición clásica contemporánea. En 1988 obtuvo segundo lugar del Tercer Concurso Nacional de Composición Felipe Villanueva.


En 1989 obtuvo primer lugar del cuarto Concurso Nacional de Composición Felipe Villanueva con la obra Imágenes del Laberinto, para orquesta. En 1998 se le otorga segundo lugar en el concurso internacional de composición para guitarra Jaurès Lamarque-Pons, en Montevideo, Uruguay, con la obra Sonata, para guitarra. En 1999 se le da mención honorifica en el concurso nacional de composición Sinfonía 2000, dentro de la categoría para mayores de 35 años, con la obra Déjà vu para orquesta.