• J.Jairo Zepeda

Cómo acabar con las puntas abiertas


Seguro que más de una vez te has escandalizado, porque estabas tan tranquila,sentada en tu escritorio, en la casa o en cualquier otro sitio, y te has fijado que tu pelo tiene un aspecto quebradizo, y nada normal. Efectivamente, tenías las puntas abiertas. No te preocupes, que todo tiene remedio en esta vida, y te vamos a proponer un par de soluciones. Efectivamente, la mejor solución para estos casos es un buen tijeretazo. Es decir, ir a una peluquería cuanto antes. Puedes hacértelo tú misma, desde luego, y también solemos recomendarlo, pero de vez en cuando, cuando lleves mucho tiempo sin ir, te recomendamos que acudas para que te saneen el pelo de todas las formas posibles. Y a partir de ahí, comienzas de cero. Pero si llevas mucho tiempo queriendo dejarte el pelo largo, y aún no quieres cortarlo, existen algunos remedios caseros para acabar con las puntas abiertas. Por ejemplo, el aceite de coco. Es muy bueno para nutrir el pelo, y le dará un brillo que no tiene otros aceites. Solo tienes que aplicártelo y peinarlo bien. Lo dejas reposar un par de minutos, como una mascarilla normal, y luego te vuelves a duchar para aclarártelo. Verás que las puntas están mucho más cerradas, aunque no existe un remedio que sea infalible al 100%, salvo el no tener pelo. El champú de huevo también puede llegar a ser un gran aliado, sobre todo si lo haces tú misma. Solo tienes que añadir algo de agua, romero y el huevo. Lo dejas hirviendo, echando el romero para el final. Y después, solo tienes que dejarlo enfriar. Cuando ya esté frío, lo retiras, y lo usas como un champú normal. Notarás la mejoría enseguida. Por último, también tenemos que hablarte de la cerveza como un gran potenciador del brillo y de las puntas cerradas. En Alemania es común el tratamiento del cabello con cerveza, sobre todo, porque suele funcionar bien para los cabellos claros. Solo hay que sumergir tu pelo (de medios a puntas, como siempre y como todo el mundo recomienda), en un cuenco con cerveza. Después solo hay que enjuagarlo, y al terminar, te darás cuenta de que está mucho mejor.