• Revista PaketInformesOnline

10 platillos y bebidas tradicionales para el Día de Muertos



El Día de Muertos es una de las celebraciones más representativas de la cultura mexicana, pues es una mezcla de elementos antiguos y coloniales, lo que la hace una fiesta inmensamente rica.


Por si fuera poco, esta celebración está dedicada a nuestros seres queridos que ya no están con nosotros.


Durante el 1 y 2 de noviembre, las familias mexicanas se congregan para recordar a sus ancestros a través de fotos, recuerdos y sus platillos favoritos. Las ofrendas de Día de Muertos se caracterizan por el colorido papel picado, las fotografías de los difuntos y el olor a copal, mientras que también requieren de velas, sal, bebidas de todo tipo y los platillos favoritos de nuestros antepasados.


Aunque todos los elementos ofrenda de Día de Muertos son importantes y especiales, la comida tiene un lugar especial las ofrendas y en el corazón de las familias mexicanas, pues el proceso para preparar estos tradicionales platillos nos permite conectarnos con nuestras raíces y nuestros seres queridos. Es por esto que es importante continuar con la tradición y así promover la cultura dentro y fuera de México.


10 recetas de Día de Muertos


-Pan de muerto


El pan de muerto es el principal elemento de la ofrenda de Día de Muertos, pero también es el más delicioso, pues millones de mexicanos esperan con ansias su llegada a las panaderías. El pan más popular y comercial es el que todos conocemos hoy en día: un esponjoso pan redondo con sabor a naranja, barnizado con mantequilla, espolvoreado con azúcar blanca y coronado con “huesitos” y una “cráneo” del mismo pan.


A pesar de la popularidad de este pan, no es el único que se coloca en las ofrendas, pues existen docenas de versiones, entre ellas destacan las “despeinadas” y los panes en forma de mariposa de Mixquic, las “muertes” típicas del Estado de México, el pan conejo de Texcoco, las "almas" de Guanajuato, el pan de ofrenda de Michoacán, las “regañadas” de Oaxaca y los golletes de Puebla, entre muchos otros deliciosos panes.


-Calaveritas de azúcar


Otro elemento imperdible de cualquier ofrenda de Día de Muertos es la calaverita de azúcar, pues es muy colorida y un dulce muy popular entre los niños. Esta tradición se ha modificado a través de los años, pues los pueblos indígenas solían conservar los cráneos de sus seres queridos, sin embargo, durante la colonización, esta práctica fue erradicada y sustituida por el uso de figuras de alfeñique y calaveritas de azúcar.


-Mole


El mole es una de las joyas de la gastronomía mexicana, pues combina todo tipo de ingredientes que terminan por crear un platillo complejo y delicioso. El mole es tan importante para los mexicanos que es imperdible en las ofrendas de Día de Muertos, pues es una comida que se elabora en ocasiones y celebraciones especiales.


Prepara el mole que más les gustaba a tus seres queridos y guarda el resto para disfrutar en compañía de tu familia y honrar la gastronomía de nuestro país.


-Tamales


Para continuar con la degustación de comida mexicana, en tu ofrenda no pueden faltar los tamales. No importa si son rojos, verdes, de mole o de dulce, siempre serán clave en las ofrendas de Día de Muertos.


En la actualidad, los tamales son un platillo que consumimos a diario, sin embargo, en la antigüedad se preparaban para ocasiones especiales y celebraciones. Es por esto que es importante incluirlos en tu ofrenda, pues es un plato que se ha transformado a través de los siglos, pero que aún conserva su significado especial.


-Atole


El atole es una bebida muy reconfortante, dulce y perfecta para acompañar los tamales, por lo que no puede faltar en tu altar de Día de Muertos. Al igual que platillos como el mole y el pan de muerto, el atole también es de origen prehispánico. Esta bebida tradicional se prepara con maíz, agua, fruta, azúcar y canela.


-Café de olla


Otra excelente opción para acompañar tus platillos el 1 y 2 de noviembre es el café de olla, una versión que incluye un toque de canela y piloncillo, lo cual lo hace aún más aromático. Esta tradicional bebida suele prepararse en una olla de barro, de ahí su nombre.


-Corundas


Celebra el Día de Muertos con unas sabrosas corundas, un platillo típico del estado de Michoacán. Este tamal triangular se prepara con maíz, manteca de cerdo, sal y hojas de caña de maíz. Aunque pueden disfrutarse solas, las corundas también pueden bañarse con salsa y acompañarse con queso. En ocasiones especiales, suelen rellenarse con pollo o carne de cerdo.


Pon manos a la obra y prepara unas ricas corundas para tu ofrenda y para disfrutar en familia.


-Dulce de calabaza


Para cerrar con broche de oro, no puede faltar el dulce de calabaza o calabaza en tacha, uno de los postres más tradicionales para esta época del año. Para preparar este dulce típico se necesita calabaza de Castilla, piloncillo y canela.


-Dulce de tejocote


El tejocote es una pequeña fruta nativa de México, la cual se puede preparar en dulce y también es uno de los principales ingredientes del ponche navideño. Para el Día de Muertos, puedes preparar esta fruta con un almíbar de piloncillo, es el postre ideal para tu ofrenda.


-Destilados


En la ofrenda del 1 y 2 de noviembre no pueden faltar los destilados mexicanos, pero esto dependerá de los gustos de tus seres queridos. No importa si eliges tequila, mezcal, bacanora, sotol o raicilla, lo más importante es mantener vivas nuestras tradiciones.